Entradas

LUCHA ENTRE EL GOBIERNO DE ESPAÑA Y EL COVID-19

El covid-19 nos ha llegado por sorpresa. A nadie se le pasó por la cabeza al comerse la uvas del 2020 que unos meses después todo el país y casi todo el mundo  estuviese confinado en sus casas sin poder salir debido a la situación crítica de los continentes, a causa de una pandemia originada en China.  Todos los países al enterarse del nuevo virus que estaba afectando de una manera muy perjudicial a China, no lo dieron importancia, porque lo veían muy lejos, e incluso la gente española se lo tomaba a risa, hacían bromas sobre el virus. "Como es de china tranquilos que no durará mucho". Hasta que pasaron unas meses y se vieron con un virus totalmente nuevo, super contagioso y que estaba arrasando con la población del país.   El gobierno de España digamos que se bloqueo y en general España no quería admitir la gravedad de la situación, por lo que empezaron a poner medidas tarde, sumando que la gente era y sigue siendo unos irresponsables al saltarse las normas para poder salir

¿EL PENSAMIENTO CRÍTICO ES COMPATIBLE CON LA FELICIDAD?

Imagen
  ¿SE PUEDE SER FELIZ TENIENDO UN PENSAMIENTO CRÍTICO QUE CUESTIONE TODO? Esta es la pregunta que se hace mucha gente que está por ejemplo estudiando filosofía en bachiller, o cómo carrera, o una persona normal y corriente que le gusta tener un pensamiento crítico con las cosas que le rodea. Para empezar necesitamos saber qué es el pensamiento crítico: “es la capacidad que tenemos de entender nuestro mundo en relación con el mundo de los demás”, es decir, analizar todo lo que nos rodea, argumentar, dar razones. Una vez que ya sabemos lo que es el pensamiento crítico podemos responder a la pregunta de ¿Se puede ser feliz teniendo un pensamiento crítico que cuestione todo? La respuesta es sí. Se puede ser feliz con un pensamiento crítico, incluso podrás tomar decisiones que no estén bajo el amparo exclusivo de las emociones, que evitaría la drogodependencia emocional y el poder construir una personalidad o una identidad sin estar siguiendo a alguien en todo lo que hace o ser la marioneta